DE GRUPO A COOPERATIVA

El Grupo N!VAL inició este mes los primeros pasos para convertirse en una cooperativa no agropecuaria de primer grado, específicamente, en una cooperativa de desarrollo informático. Con esto el grupo busca ser algo más que una virtual asociación voluntaria de programadores independientes, adquiriendo personalidad jurídica y reglamentando su status.



0 comentarios:

Nos encantaría saber lo que piensas...

PROGRAMAR POR CUENTA PROPIA

El acceso a internet en Cuba ha ido mejorando poco a poco, y si bien ha sido de muy a poco, hoy por hoy existen nuevas opciones que permiten a muchos aprovechar este espacio, a pesar de limitantes como la velocidad de la conexión y el precio de la misma. 

Paralelo al incremento de la conectividad, se ha visto cómo han aumentado en el país las ofertas de servicios relacionados con este sector, específicamente, el auge de los programadores independientes que trabajan como freelancers o como cuentapropistas; también asociado, sin dudas, a las numerosas graduaciones de técnicos medios en informática e ingenieros informáticos tras la fundación de la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI).

Este fenómeno ha tenido un impacto positivo, pues, ha contribuido al desarrollo de iniciativas de software de diverso tipo, exclusivas para el país, que se han popularizado entre la población como herramientas útiles para resolver problemas del día a día o de los negocios. Ejemplos de esto son la creación de sitios webs de clasificados y promocionales, así como la creación de programas contables para cuentapropistas como SoftCount.

Como parte de ese impacto positivo tenemos también el hecho de que las empresas cubanas han comenzado a contratar menos servicios informáticos a extranjeros; y que, además, el costo de los servicios se ha vuelto más accesible para particulares, ya que existe una gran competencia entre numerosas ofertas de calidad.

Inmersos en este contexto, que ha traído el fortalecimiento de la presencia de Cuba y de los cubanos en la world wide web, abriendo espacios nuevos para la difusión de la cultura –con la creación de sitios webs personales de artistas, aplicaciones como Cubanómetro o sitios como talentocubano.net- y la realidad cubana –con el auge de los más variados blogs temáticos-; quisimos dedicar este artículo a hablar un poco sobre los grupos particulares que  se dedican en Cuba a la programación.

Hay que mencionar que estos grupos por lo general son más bien una asociación voluntaria de programadores independientes -que suele incluir también diseñadores- cada uno de los cuales se responsabiliza ante la ley por sí mismo de forma individual, ya sea pagando sus impuestos como cuentapropista o perteneciendo a una asociación; ya que no ha existido hasta el momento un marco legal propicio que contemple la existencia de estos grupos y que por tanto regule cómo deben proceder.

Aunque, como alternativa a ese individualismo jurídico tradicional, con los últimos cambios que se han ido produciendo en la normativa del país y el impulso dado a la creación de cooperativas de nuevo tipo,  muchos programadores se han creado gran expectativa y  han empezado a organizarse con el propósito de crear cooperativas de informáticos, como una nueva forma de trabajo que les abriría nuevas oportunidades. 

Actualmente, la principal fuente de ingresos de estos grupos procede de su trabajo en el diseño y creación de páginas webs, aplicaciones para dispositivos móviles y multimedias para particulares –dueños de negocios, artistas o diseñadores-, firmas extranjeras y empresas estatales vinculadas fundamentalmente al turismo y las exportaciones. Algunos, brindan también servicios informáticos de instalación de software y reparación de hardware.

En ocasiones, un grupo se une a otro para desarrollar un proyecto en conjunto, sobre todo si se trata de un trabajo de gran envergadura o de una iniciativa que ambos desean desarrollar a riesgo. 

Las tarifas de estos grupos suelen cubrir un amplio espectro, siempre de acuerdo a lo que se quiera contratar. Una web muy simple, tiene un precio que ronda los 100 cuc; pero puede complejizarse hasta estar valorada en mucho más. El cliente debe tener presente que una vez que un sitio se hace, puede ser mejorado infinitamente, así que puede empezar por algo simple y luego mejorarlo con el tiempo cuando tenga el presupuesto.

Entre los grupos que he conocido que existen en Cuba están: CeroUnoSolutions, Cubawebhost, Llerysoft, Moisés Soft, Dumsoft, W3BSolution, Web2Cuba, WebDesignCuba, VeaLaWebCuba, Atodoclick, GFuture, Global Informatics, Tostonet, Towaret, Sharedpixel Web Design, y el nuestro, Grupo N!VAL


Casi todos éstos tienen su propio sitio web, en el cual se pueden conocer más detalles sobre su forma de trabajo y su portafolio. 

Además de estos grupos, existen aquellos programadores que trabajan solos, tales como Rodrigo Ronda León, Ernesto Camilo y Pedro Posada, los cuales he conocido también a través de sus sitios web en internet; y aquellos que trabajan vinculados a grupos liderados por diseñadores. Por otro lado, hay grupos que son conocidos por un proyecto en específico al cual se dedican, más que por un nombre que los identifique, como es el caso del equipo de Cubísima.

Para más información, busque los sitios webs personales de estos grupos, y visítelos; le sorprenderá cuánto son capaces de hacer algunos, y la calidad y profesionalidad con que desarrollan su trabajo.

0 comentarios:

Nos encantaría saber lo que piensas...